Puenting.

La primera persona en atarse una cuerda a los pies y saltar desde un puente fue Helmut Kiene, corrían los años 70 y ni imaginaba la repercusión que su primer salto tendría en la sociedad.

Realizo un salto entre dos puentes separados entre si 50 metros. Para ello desarrollo la técnica del “péndulo”, ató una cuerda en el extremo contrario del puente al que quería llegar y saltó, creando así un movimiento pendular.

Otra modalidad también muy conocida es el “Goming”. Tomando como referencia el rito de mayoría de edad de los habitantes de la isla de Pentecostés, en el cual los aspirantes subían a un tronco de árbol y con una liana atada a los tobillos saltaban al vacío. Esta modalidad ha evolucionado con el uso de materiales elásticos para permitir saltos mas altos y largos dando así una mayor seguridad..

Estas dos modalidades de salto se diferencian en que en el puenting el salto es totalmente vertical con cuerda elástica y el goming, como hemos comentado antes, es un movimiento pendular con cuerda rígida.

En España esta prohibido cualquier tipo de salto desde nuestras carreteras, para poder realizarlo es necesario pedir un permiso a la DGT. Esto es solo aplicable a puentes de carretera.